Centro de referencia con delicados problemas

Foto0201

Foto0199

Foto0200El Jueves 27 de agosto sobre las 6:50am llegaba al hospital hermanos ameijeiras acompañando a mi mama, nos había citado el jefe de sala de gastroenterología ubicada en el piso 6 para realizarle un estudio. La admisión fue a las 8am y de manera tempana y eficaz, de ahí subimos a la sala donde nos ubicaron en un cubículo de tres camas y aquí empecé a observar los detalles que me desalentaban sobre un hospital de referencia nacional.
Al ubicarnos me di cuenta que las camas en muy mal estado, partidas no les funcionan sus hidráulicos, los colchones empatados por la mitad, las ventadas sin protección o sea los rayos del sol atraviesan los cristales a las 8am y despiertan a cada paciente como un matutino, el aire o clima centralizado no funciona en los cubículos y todos sabemos del intenso calor que por estos días nos asecha, al medio día me dirigía a almorzar y resulta que como acompañante no tenia el derecho pues había que reportarse desde el lunes, entonces me preguntaba si mi mama acababa de ingresar como podría haberme reportado antes? Y así pasó jueves y viernes, donde tuve que recurrir a gastos para poder alimentarme. Además de techos sucios, pisos manchados, el no tener un lugar donde guardar un poco de jugo o agua hervida, necesarios para este tipo de paciente.
Había estado el año anterior en ese mismo hospital y las condiciones no eran si parecidas, estuve en el piso 9 sala de neumología y les aseguro que era una maravilla, sin queja alguna de del servicio.
Otro punto a resaltar es el traslado en el hospital, los elevadores son un pésimo medio, había que ver como médicos y personal del hospital debían subir escaleras constantemente porque esperar un elevador es toda una odisea de horas.
Acápite aparte para el servicio y atención de médicos y personal de enfermería, muy profesionales desde su llegada hasta cumplir su jornada.
El lunes regreso por más estudios a la misma sala, ya les contare todo lo demás que puede afectar la imagen de un hospital de referencia nacional que hasta ahora se ha ganado el respeto por su eficiencia y calidad en todos sus servicios.
Creo que por ahora tienen como para comentar y expresar sus opiniones.

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Lina on 4 septiembre, 2015 at 10:02 am
    • Responder

    Amigo que pena saber que tuviste que pasar por ese mal momento de poca atención además de la preocupación de lo que presenta tu mami. De más esta decirte que deseo su pronta recuperación.

    Es difícil y doloroso tener que asumir que no contamos con la debida atención y confort cuando estamos ante una situación delicada y preocupante como la de tener un familiar enfermo, no le encuentro justificación a que un Hospital como Hermanos Ameijeiras se encuentre en esas condiciones y mucho menos la mala atención al acompañante, ojala cundo regreses tengas mejor suerte.

    • Vilma on 4 septiembre, 2015 at 5:28 pm
    • Responder

    ¿Centro de referencia con delicados problemas??
    Comenzare yo por dar mi modesta opiniòn , aunque les pido disculpas no soy muy buena a la hora de postear pero me quedo casi sin palabras a la hora de leer este comentario de Reynel … ….Que desagradable para un paciente y su acompañante tener que pasar por todas estos malos ratos, tratos , etc ” Ventanas sin protecciòn”, “despertar a los pacientes a una hora determinada”: Pues creo que si es un centro de referencvia nacional no tiene el porque tener todas estas defiencias.
    Alli debe estar funcionando muy mal la administraciòn, porque este siempre ha sido un centro de renombre y que conste nunca lo he visitado, no he tenido la necesidad, pero me gustaria que este problema se resolviera, por el bien de todos los que necesitamos llegar hasta alli…..

  1. Saludos, quería resaltar dos aspectos. Uno pues se antoja para debate y es que en dicho hospital el 99% de estudiantes y residentes son extranjeros, será que no hay cubanos haciendo especialidades en estos momentos o solo le asignan a este afamado hospital los mencionados estudiantes extranjeros? no solo en el piso en que me hospedo sino en todo el hospital, quizás ustedes me ayuden con esta respuesta, por otra parte esta la innegable excelencia de sus especialistas, la atención de los mismos, muy acertados en sus tratamientos y creo que esto de alguna manera compensa todos los defectos logísticos y demás que aun permanecen en esta mi segunda semana, veo que hacen algunas reparaciones pero son en la fachada, escaleras de entrada, algún que otro lateral que están tratando de componer, o sea la vista exterior del mismo, aunque no creo que la fachada lo pueda tapar todo pues quien entre se dará cuenta de los innumerables detalles que afectan la estancia de pacientes.
    Ahora recuerdo algo que paso en la sala en que estaba, unos supervisores o especialistas en limpieza imagino, le orientaban a una auxiliar que tenia que hacer limpieza general en los cubículos, esto entre semana y se debía hacer tirando agua a las paredes y cristales hasta la altura que pudiera alcanzar y debía correr las camas y sacar los pacientes excepto los que tuvieran un suero puesto, de veras a esto no le encontré la minina lógica , es absurdo levantar un paciente que si esta ingresado se supone que no se sienta bien para tal limpieza, hay muchos detalles que afectan al apaciente que no se piensan solo se dan estúpidas ordenes que pueden afectar la tranquilidad y buena estancia de los mismos.
    Aun me quedan días por allá, espero no tener que traer otras malas opiniones.

  2. Es lamentable eso que relatas. Si ese es de referencia nacional, imagínate los demás. ¡Si así está la cara, cómo estará el resto del cuerpo! No sabía ni tenía idea de que el hospital Hermanos Ameijeiras estuviera en esas condiciones, al parecer se contagió con el mismo “virus” que afecta hoy a muchas instalaciones de salud en todo el país.
    Esas mismas experiencias negativas las tuve yo hace cuatro años y por lo que veo todo eso va de igual a peor. Hay un deterioro de la infraestructura de salud, incluso después del incremento de salario. Es difícil entender que en un hospital falte el agua, que en una sala con casi 30 pacientes el baño esté roto y sucio, que no existan condiciones adecuadas de ventilación y otras cosas mucho más graves. Falla mucho la logística, existen fallas graves a nivel administrativo que arruinan el buen desempeño del sistema de salud y, lo peor de todo, hacen sufrir al paciente y su acompañante. Sí, porque el que va a un hospital está sufriendo por una dolencia y encima de todo eso se le agrega el maltrato y las malas condiciones de muchas instalaciones.
    Una casa puede ser pobre y humilde pero estar limpia y ordenada. En el caso de los hospitales es igual. Yo recuerdo en los años 80 del pasado siglo, que se ingresaba en un hospital y no había que llevar nada, allí estaba todo, incluso si no tenías acompañante la atención era esmerada, las salas se mantenían limpias y el agua no faltaba. Sin embargo hoy en día para ingresar en un hospital hay que llevar más cosas que si fueras para un campismo y eso es vergonzoso porque muestra deterioro, muestra mediocridad en distintas partes del sistema de salud.
    No tengo quejas del nivel profesional y la atención de la gran mayoría de los médicos, que se ha incrementado con las experiencias adquiridas en otras partes del mundo. Muchos médicos hacen esfuerzos dignos de admirar, hasta con sus propios recursos para dar una buena atención y porque sienten respeto por su profesión, pero si el resto de las cosas fallan el médico no puede hacer correctamente su función profesional.

    A la salud pública cubana le urge funcionar bien, es una cuestión moral porque para eso se hizo una Revolución.

    1. Efectivamente amigo Arnaldo, también tuve en privilegio de poder ver esa etapa donde se otorgaba un modulo para cada paciente, entre otras contenía el aseo personal completo, colonia, champú, hasta manzanas eran otorgadas, además de una dieta bien balanceada y meriendas que no solo eran un refresco o una tajada de melón (sandia) o un simple pan sin nada, que se agradece pero apenas se puede comer, casi todos los de provincia y que no tienen familiares en la habana tienen que recurrir a los bajos donde todo negocio particular cobra lo que estime, que por cierto gracias a estos cuentapropistas he sobrevivido al hambre en las mañanas o tardes cuando esta aprieta.
      Es totalmente cierto que debemos ir con tantas cosas como si fuéramos a un campismo, algo que no sucedía hace unos años atrás.
      Como recalque creo que nos salva la atención especializada y profesional de nuestros galenos que muy bien preparados están y hacen su mayor esfuerzo porque la parte medica salga delante. Una ves mas gracias por tu atinado comentario y como bien dices debemos rescatar estas instalaciones insignes que creo nuestra Revolución.

    • faraona36 on 5 septiembre, 2015 at 8:38 pm
    • Responder

    Bueno mi historia es esta, respecto a tu tema. hace poco antes de salir de certificado para operarme de la vista. me puse muy mal en mi tarde después que comí en el turno de por la tarde, rapidamente mis compañeras de trabajo se dirigieron al hospital Manuel Fajardo donde me atendieron por cuerpo de guardia,donde me atendió un medico que de medico ni figura tenia,me hizo varias preguntas y donde la conclusión fue que tenia que ir para el hospital Kouri por que tenia sospecha de colera,me indico un suero y me envio caminando a una sala donde tenia un cartel que decia sub-dirección y cuado abrieron el local solo tenia 3 camapes con una lona asquerosa y con un hueco en el medio lleno de polvo y pintura…no había una silla donde sentarse,estuve mas de 40 mtos sosteniendo el brazo del suero con la otra mano y sentada en la misma punta del catre,a tanto rogar mi compañera me sentó en una mesita toda sucia y pasado 25 mtos llego una doctora la cual me dijo con muy buena forma gritandome que tenia q bajarme de ahi a esa hora aparecio una silla toda mal enjaminada y asi fue como pude estar medio comoda hasta q se me termino el suero,la historia venia despues por que para quitare el ultimo suero no aparecia ni enfermero ni algodon para retirarme el dichoso suero….luego me negue a ir al otro hospital sin necedidad,y tuve que firmar mas papeles que cuando te casas….yo en mi opinion cuando me enfermo lo pienso mil veces para ir a un hopital…

  3. La historia aun no termina, hoy día 29 mi mama tenia turno por consulta externa para revisar los resultados de biopsias tomadas y el posterior tratamiento, resulta que el medico no asistió a la consulta ni tampoco se persono en la sala o dejo algún recado.
    En fin muchas personas de provincias que viajaron al afamado hospital de referencia nacional perdieron su viaje, gastaron dinero y lo peor no resolvieron su problema de salud, comienzo a dudar de las buenas practicas de nuestra medicina.

    • vilma on 30 septiembre, 2015 at 4:31 pm
    • Responder

    Hola, Reynel: Me imagino que si la primera parte de la historia es mala, pues esta segunda es aun peor , En un hospital donde se atienden a pacientes de todo el país y que tienen que viajar desde lejos, muchas veces no cuentan con servicios de Ambulancias, ni con dinero para pagar un carro que los lleve directo,( No les queda otra que viajar por ómnibus nacionales y quedarse en las terminales …. Entonces estos pacientes que van a verse en esta “consulta externa” viajan desde lejos confiados en que serán atendidos, y creo que por una razón u otra si este doctor se le presenta un problema, les crea el problema a todos los pacientes que tienen que ser atendidos por èl ,
    En mi opiniòn muy personal creo que debía existir otro especialista allí para suplir la falta de este. U otra solución y que el paciente no sufra esta mala atención. Esperemos sea resuleto el mismo para bien de pacientes y famniliares

Deja un comentario

Your email address will not be published.