¿Y Mi Medicamento de la presión dónde está?

El 30 de noviembre del pasado año, debido  al mal habito de fumar y una mala disciplina en las comidas entre otras cosas sufrí el infarto que con apenas 44 años casi me cuesta la vida.

Pero había otro factor fundamental, mi Enalapril el cual llevaba 16 días sin tomar y mi presión castigaba y agudizaba más lo que estaba por venir.

No era la primera vez que pasaba, ya en otras ocasiones iba a mi farmacia de turno y me decían que había entrado y se había acabado hacía pocos días.

La verdad resolvía como podía, algunos amigos me regalaban para ir resolviendo hasta que mi suerte con la farmacia llegara a ser buena, y así cada mes era una batalla campal por poder obtener mi medicamento antipertensivo.

Ya el infarto no tiene vuelta atrás pero ahora tengo más tiempo para reflexionar y averiguar cómo funcionan las cosas y como se engrana este mecanismo paciente-medicamento

Y lo he tenido que averiguar porque ahora todo corchicina para el corazón y está en falta, su última distribución fue en febrero y marzo y actualmente según droguería nacional no hay materia prima para su fabricación pues la última estaba defectuosa y no paso el control de calidad. O sea que hay que seguir inventando a ver cómo resolvemos.

Pero lo curioso no es que este en falta, eso es entendible cuando lo está para todos, la verdad que el Pollo del Arroz con Pollo es cuando entra y no alcanzas y según los encargados esta distribución se hace por registros de certificados médicos que se encuentran en cada unidad de farmacia.

Por ende si hay 30 pacientes que toman Enalapril y solo alcanzaron el mismo 20, pues alguien le resolvió 10 a sus amistades, esto para no pensar en aquellos inescrupulosos que venden por la calle y de los cuales todos tenemos conocimiento.

Solo quiero hacer un llamado a la reflexión para que los necesitados podamos obtener lo que por derecho nos pertenece, algo fundamental y de primer orden para salud de muchos que por diversas situaciones padecemos desgraciadamente de alguna enfermedad crónica no trasmisible.

Solo eso, los responsables que tomen el control de la situación en serio y se salvaran muchas más vidas y seremos atendidos como merecemos y nos enseñó nuestros líder histórico.

Honrar, Honra.

Saludos.

 

 

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. ¡Lamentable situación amigo Reynel y buen comentario el suyo! Ningún encargado de una farmacia sabe la responsabilidad y el desencadenante de algo tan simple como “lucharle” a un amigo algún medicamento. Eh aquí el caso más lacerante. Lamentable situación esta, lo cual lo obliga a usted a buscar alternativas imagino pues se trata de su salud y bienestar. Ojalá opiniones como estas sean leídas por todos los responsables y entiendan su significado. La exhortación a cuidar ahora más que nunca “su salud”.
    Lo felicito por el blog, lo he revisado y tiene un marcado grado de diferencia con respecto a lo que veo comúnmente por aquí. Usted es de los que hace algo diferente y contribuye con ese periodismo social que hoy permiten las redes sociales. Excelente familia la suya y buenos temas tratados. Cuenta por acá con un lector más.
    ¡Saludos desde Holguín!

    1. las gracias a usted por pasar por este humilde blog, que por cierto es de todos y para todos.
      siempre trato de tocar lo que nos duele tanto a mi como a los que me rodean, muchos aspectos de nuestra sociedad deben ser cambiados y seguiremos luchando por ser cada día mejores.
      gracias por su opinión y tratare de estar a la altura que todos merecemos.
      Saludos.

  2. Recordarle que ese problemas creo es NACIONAL, y la realidad es que nadie te convence o al menos explica de porqué eso ocurre :
    1.- Materias Primas puede ser una causa
    2.- Mala distribución de acuerdo al censo actualizado de las patologías en cada provincia y municipio
    3.-Falta de financiamiento
    4.-Negocios de los trabajadores de las farmacias
    5.-Falta de combustible, en caso de que la distribución y/o balance sea realmente correcta.
    6.-ETCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCC

    Resumen, siguen las colas y colas para coger algo que se supone esté disponible para cada paciente.

    1. gracias amigo jesse, ojala poder erradicar esas que son por culpa de las negligencias.

    • Rikaperry on 6 mayo, 2018 at 6:23 pm
    • Responder

    Muy buen artículo que a todos nos toca muy de cerca porque el que no se enferma tiene a alguien en casa con algun padecimiento crónico que necesita de la estabilidad de dichos farmacos en la farmacia,muchas gracias por abordar temas asi en su blog,saludos

    1. gracias a ti por pasar y dejar tan valioso comentario para enrriquecer el tema.

Deja un comentario

Your email address will not be published.